Dia 1-2-3 de Febrero

Publié le


"...todos vivimos con idéntica incertidumbre de los demás días, pues falta comida, la frontera no la abren y los fascistas avanzan sin encontrar casi resistencia. ¿ a caso van a consentir los franceses que nos atrapen como a conejitos de indias?"

Día 1.

Todos coincidimos en que la situación se agrava por momentos.

Los hombres insistimos en  que las mujeres deben pasar a Francia, sin ningún temor, pero ellas siguen indecisas ante aquel panorama tan negro. No están dispuestas a ser separadas de sus hijos.

Hemos conseguido unos colchones, con lo que podemos. Dejar de dormir en el suelo. Una mejora de agradecer, ante la odisea que estamos pasando.

Dia 2.

Yo creo que desde que salimos de Barcelona, y a medida que atravesábamos los pueblos, estos iban evacuando a la vez. La frontera del  lado español, está llena de centenares de miles de personas, que están esperando ansiosos. Al otro lado, un alarde de fuerzas, de la gendarmería francesa que daba miedo.

Siguen llegando compañeros, familias enteras de Gerona y Figueras, y de todos los rincones. Se nos informa que los fascistas han tomado Arenys de Munt.

Día 3.

Mandamos cartas a A… mis hermanos de Badalona, a mis primas A… y A... Comprendo que si no las reciben un día, quizá las reciban mas tarde.

Los hombres, a pesar de todo lo confuso de la situación, seguimos trazando planes a favor de las mujeres y niños, para que al pasar la frontera estén atendidos lo mejor posible. Fracasamos.

¡Vaya momentos de incertidumbre! Tan pronto las mujeres y niños no quieren marcharse, como al minuto ya quisieran estar dentro de Francia.

A excepción de M…que hace dos días salió hacia llanca y aun no sabemos nada de su paradero, todos los hombres seguimos con las familias. Desde luego todos vivimos con idéntica incertidumbre de los demás días, pues falta comida, la frontera no la abren y los fascistas avanzan sin encontrar casi resistencia. ¿ a caso van a consentir los franceses que nos atrapen como a conejitos de indias? Que no lo esperen, pues estamos dispuestos a franquear la frontera pase lo que pase.

La casa que habitamos en la montana tiene cuatro piezas y solo tres habitaciones, y somos 26 personas. Bajamos a Port-Bou para ver la posibilidad de encontrar o adquirir algo para comer. Imposible, i un mal pedazo de pan.











Alguna mujer sigue haciendo viajes a Cerbere, siempre por el túnel regresando con algunos panes al cual se paga a tres francos el kilo, o sea a mas de doscientas pesetas.












              Le tunnel de Cerbère




Matamos un pequeño cordero que con gran ilusión y mucho antes de pensar abandonar nuestra tierra, le había comprado a mi hijito Q…vaya amor que el pobre animal y la criatura se tenían. Inútil decir el drama que vivió el niño.

Commenter cet article